Bergér doble dominador

Florian Bergér habla de su segunda victoria en la Copa Challenger

Bergér en la pista

La Clase Challenger fue creada para que pilotos jóvenes puedan desarrollar y perfeccionar sus habilidades en las carreras aéreas con miras a que eventualmente puedan competir en el Campeonato del Mundo.

Florian Bergér se unió a la serie en 2015 y captó la atención de los miembros del Comité de Carreras casi al instante. Terminó cuarto en su primera carrera e hizo que se fijaran en él. Subió al podio en sólo su segunda carrera y terminó su primera temporada en el quinto lugar de la general.

En 2016 comenzó brillando y acabando tercero en la primera carrera de la temporada. Luego, en un nevado Spielberg, obtuvo la primera victoria de su carrera. A partir de entonces fue imparable en la temporada, ganando la Copa Challenger por sólo dos puntos a su gran amigo y rival, Daniel Ryfa.

Este año 2017 terminó todas las carreras en primer o segundo lugar, a excepción de Indianápolis, donde tuvo que conformarse con el cuarto puesto. Ha hecho historia al ser el primer piloto en ganar la Copa Challenger dos años consecutivos. "Esta ha sido una gran temporada para mí. Subí al podio en todas las carreras y ahora lo he ganado de forma consecutiva", dijo Bergér. "Me decepcionó que no pudiéramos competir en Indianápolis, es un lugar mágico para los deportes de motor, pero estoy muy feliz de acabar en el primer puesto del podio".

Entonces la gran pregunta para Bergér es, ¿se ve a sí mismo convirtiéndose en el Campeón del Mundo de la Red Bull Air Race? "Mi mayor sueño es convertirme en un piloto de Master Class. Estoy trabajando en ello cada año y aprendiendo más y más, este año aprendí mucho sobre mis líneas. La clase Challenger es un gran paso para la Master Class", dijo.

El tiempo dirá si vemos a Bergér en la Master Class, pero está en el camino correcto.