Bergér quiere tres seguidos

¿Puede el piloto alemán llevarse su tercer consecutivo?

Bergér con Ryfa

Cuando sólo queda la final por celebrarse, Florian Bergér se encuentra actualmente en la cima de la clasificación de la Copa Challenge con 28 puntos y dos de ventaja. Hasta el momento, en su palmarés en la Red Bull Air Race, Bergér ha ganado dos campeonatos y seis carreras, las mismas victorias en carreras que Daniel Ryfa y el mejor récord de cualquier Challenger.

La primera carrera de Bergér fue Abu Dabi en 2015 e instantáneamente dejó su huella en la serie al perderse el podio por menos de medio segundo. Lo mismo sucedió en la segunda carrera en Chiba ese primer año. Finalmente en la penúltima carrera de la temporada 2015, el piloto alemán subió al podio en Fort Worth. Con esos resultados se ganó la clasificación para disputar la final que ese año se disputó en Las Vegas, donde terminó quinto en la general.

Desde ese podio, Bergér nunca ha mirado atrás y ha mantenido su buena racha. En la carrera inaugural de la temporada de 2016 terminó tercero por detrás de Ryfa y Kevin Coleman. Luego, en Spielberg sumó su primera victoria en una carrera. Después de esta victoria, acabó cuarto puesto, segundo y ganó su segunda carrera. Llegó líder a la final de esa temporada, pero los fuertes vientos en el desierto de Las Vegas impidieron que la carrera final se celebrase. Por lo que Bergér automáticamente obtuvo su primer título. Obviamente estaba contento de haber sido coronado campeón de la Copa Challenger, aunque dijo que preferiría haberlo ganado "volando la carrera real".

Cuando Bergér regresó en 2017 estuvo a tope durante toda la temporada. Las reglas cambiaron en la nueva temporada. Ahora los pilotos debía clasificarse entre los seis mejores del año para ganarse el derecho a correr en la final. Todos los pilotos correrían cinco citas, contándose sus cuatro mejores puntajes para la clasificación. Después de la séptima carrera, los seis mejores fueron invitados a la final de temporada para sumar los últimos puntos en juego y coronar al mejor del año.

Bergér tuvo una temporada que nunca olvidará. En sus cinco carreras terminó segundo en tres y primero en dos. Al entrar en la final de temporada, el alemán dominaba la clasificación con 36 puntos, Ryfa era segundo con 34 puntos, y Czepiela llegaba tercero con 30 puntos. Todos tenían opciones ganar el campeonato al llegar a Indianápolis. Una vez más, debido a las condiciones climáticas, la carrera tuvo que cancelarse y se tomaron como buenos los tiempos de la Clasificación, lo que le dio a Melanie Astles su primera victoria en una carrera. Bergér terminó cuarto y sólo sumó dos puntos, pero a pesar de ello ganó el título ya que Ryfa sumó dos segundos de penalización y terminó en último lugar.

Así llegamos al 2018 y otro año de aprendizaje para los Challengers. Este año están todos volando el Edge 540, y están estableciendo tiempos muy cercanos a los de los pilotos de la Master Class, pero también se están volviendo más competitivos entre ellos.

Bergér sólo ha competido tres veces esta temporada y ha sumado con dos victorias y un segundo puesto, pero con estos resultados vuelve a llegar como líder y con claras opciones de llevarse su tercer título en tres años.

Para garantizarse su tercer título, Bérger necesita ganar en Fort Worth pero tiene otras opciones. Si termina segundo y Kenny Chiang no gana, será campeón. Y si termina tercero (que será su peor resultado en dos temporadas) aún puede ser campeón siempre y cuando Chiang o Luke Czepiela no ganen.

Una cosa es cierta, va a ser una final de la Copa Challenger llena de emoción; la cita es en el Texas Motor Speedway los días 17 y 18 de noviembre. No te lo pierdas, consigue tus entradas AQUÍ.