Bonhomme y cómo mantener el título

En la última parte de esta serie, hablamos con el tres veces campeón del mundo sobre cómo retener el título

Bonhomme camino a la victoria

En esta serie, hemos hablado con tres campeones de la Red Bull Air Race sobre lo que se necesita para conservar el título de Campeón del Mundo. Desde que comenzó el Campeonato del Mundo, sólo un piloto ha sido capaz de hacerse con el título en temporadas consecutivas: el británico Paul Bonhomme. El británico, el piloto más exitoso de nuestro deporte, obtuvo el título en 2009 y 2010 (y nuevamente en 2015), por lo que sabe cómo se vive la presión de las expectativas.

Bonhomme no lo hizo todo a su manera. Antes de obtener su primer título de Campeón del Mundo en 2009, había tenido dos temporadas en las que acabó segundo, uno de esos años fue en un desempate, por lo que sabe que la presión puede aumentar cuando estás tan cerca. "Por un lado, una vez que ganas y te quitas el mono, hay un poco de ti que está súper relajado, porque piensas, '¿sabes qué? De hecho, puedo hacer esto', y eso quita una carga de estrés", dijo Bonhomme. "Por supuesto, la mala noticia es que no hay nada más arriba que el Campeonato del Mundo. Eso es lo delicado. Debes decir a ti mismo: 'Bien, ¿cómo me mantengo aquí?' Y eso requiere mucho trabajo. Sabes que los tipos debajo de ti van a competir aún más duro, así que eso es la mitad de la batalla, dándote cuenta de que tienes que mejorar. Es desalentador, pero si eres inteligente, no dejarás que te afecte".

Como Bonhomme es la única persona, hasta ahora, que ha retenido con éxito el título del Campeonato del Mundo, sabe que no puedes pararte y disfrutar de la gloria, tienes que seguir avanzando, pero nunca es fácil. "Empiezas a pensar: bueno, si tuve que hacer eso el año pasado, para seguir adelante, los muchachos que me persiguen están incluso más hambrientos, así que van a competir aún más duro, así que tengo que subir un grado. Si te sientas y piensas: 'Bueno, soy campeón del mundo, días felices', entonces probablemente lo pasarás mal", explicó.

No se trata solo de tener un avión rápido y un equipo fuerte a tu alrededor. Para mantenerte concentrado y seguir presionando, debes ser testarudo también. "La clave es superar la presión psicológica, pero hay todo tipo de mecanismos para sobreponerse a esa presión. Puedes mirar los Entrenamientos Libres, donde alguien vuela mucho más rápido que tú. Esa es la presión psicológica. Tienes que decir: "De acuerdo, de alguna manera tengo que ir más rápido". Es desalentador, pero si eres inteligente, no dejarás que te afecte. Lo que haces es sacar lo positivo y decir: "De hecho, he probado, junto con el equipo, que podemos ganar. 'Y mientras lo sepan, en lugar de preocuparse por '¿podemos?'", sólo tenemos que concentrarnos en lo que nos va a hacer ganar de nuevo", dijo Bonhomme.

Entonces, ¿qué funcionó con Bonhomme, y qué le diría a los otros pilotos que hicieran? "Me consideré como el Campeón del Mundo hasta la medianoche del 31 de diciembre. Siempre dije: 'Desde el 1 de enero, ya no soy Campeón del Mundo. Solo soy otro piloto más'. Y si quiero ganar, tengo que poner todo el esfuerzo en eso que nos hizo ganar el año pasado". Lo que creo que no te puedes permitir hacer es decir: 'Bueno, soy el Campeón del Mundo, por lo tanto debo de ser bueno y tal vez ya basta'. "Eso no funcionará", concluyó.