Criadero de pilotos de la Master Class

La Clase Challenger es esencial para el desarrollo de nuestro deporte

Bolton ha dado un paso hacia delante

Al igual que con cualquier deporte, un atleta necesita ganarse la vida por lo debe esforzarse si quiere tener éxito y llegar a la cima de su deporte.

La Red Bull Air Race no es diferente; la clase Challenger fue desarrollada por la necesidad de tener una serie que nutra de futuros pilotos a la competición reina y así asegurar el éxito del Campeonato del Mundo. Steve Jones, ex piloto de carreras y actual Director de Carrera tanto para la Clase Challenger como para Master Class, explica que "la Copa Challenger es absolutamente vital para la Air Race en términos de personas que se acercan a la Master Class, pero creo que podría sostenerse por sí misma. No sólo es una serie alimentadora, sino que también es una gran competición en sí misma. Tenemos pilotos gran calibre participando".

Jones fue parte del equipo que ideó el concepto inicial. Compitió como piloto de la Air Race de 2003 a 2008 y vio cómo se estaba convirtiendo en un deporte de motor completamente desarrollado. "En los primeros días de la carrera, necesitábamos pilotos experimentados para enfrentarse a las extrañas operaciones, ya que no se había hecho antes", dijo Jones. "A medida que el deporte se fue desarrollando, era obvio para mí que necesitábamos un modelo más de tipo de deportes de motor. Necesitábamos diferentes fórmulas, donde los pilotos llegaban al nivel superior después de trabajar y aprender su oficio. Necesitábamos algo así como una Fórmula 2 para crear una escalera por la que podríamos alimentar de pilotos a la Master Class o permanecer en una exitosa serie de campeonato ", agregó.

Para que un piloto pase de la Clase Challenger, lo primero que debe hacer es obtener su Super Licencia de Master Class, y Jones está en el panel que determina quien obtiene su licencia, pero no tiene voz ni voto sobre quién sube a la categoría. "Desde mi punto de vista, no estoy interesado si han ganado o terminado el último. Miro sus operaciones de vuelo y el aspecto de seguridad. Me gustaría mover un montón de Challengers si tuviera la oportunidad de hacerlo, porque creo que muchos de ellos son muy buenos. Igualmente, la Master Class sólo tiene un número limitado de espacios y, desafortunadamente, hay algunos que aún no pueden avanzar, pero serán buenos maestros", dijo Jones.

La clase Challenger como concepto está funcionando claramente; siete pilotos han progresado y cuatro de ellos han pisado el podio al menos una vez. Petr Kopfstein terminó quinto en la general en solo su segunda temporada, el mejor resultado de cualquier Challenger. "He estado observando a Kopfstein muy de cerca recientemente y él es uno de los mejores voladores en este momento. Es muy suave, pero agresivo donde ha de serlo y el tipo está en forma, maneja las Gs como si nada. Cristian [Bolton] aún debe sacar todo el potencial de su equipo y avión, pero está volando maravillosamente ", explicó Jones.

Como el Jefe de Entrenamiento Jones, junto con los ex pilotos de carreras Klaus Schrodt y Sergey Rakhmanin, vigilan de cerca a los pilotos de la Clase Challenger y los ayudan cuando es necesario. "Klaus, Sergey y yo todos aportamos nuestro granito de arena. Todos estamos disponible por teléfono, así que si vemos algo que nos gusta, o no nos gusta, les llamamos, una vez que han aterrizado y luego al final del día les informamos como grupo. Ninguno de nosotros está interesado en si ganan o pierden, así que no les damos ningún consejo sobre la carrera. Estamos allí para asegurarnos de que se están desarrollando de la manera correcta. Estoy seguro de que no necesitamos ayudar a desarrollar sus habilidades de carrera porque todos son muy buenos. Klaus y yo estamos muy orgullosos de todos ellos y de cómo volaron en Abu Dabi ", concluyó Jones.

.