Fitzgerald, el técnico más joven

Descubrimos a Tom Fitzgerald

Fitzgerald trabajando en el Edge de Ivanoff'

Con tan solo 22 años, Tom Fitzgerald es el técnico más joven en el Campeonato del Mundo de la Red Bull Air Race, pero hay una mente muy madura sobre esos jóvenes hombros.

Como cualquiera que tenga el menor interés en el automovilismo sabrá, no se trata sólo del atleta detrás del volante, en la cabina o agarrando el mando, hay todo un equipo de trabajo detrás. En la Red Bull Air Race, la mayoría de los equipos tienen un coordinador de equipo, un táctico y un técnico. Por lo general, son personas con muchos años de experiencia en una amplia gama de campos, pero hay un grupo de expertos que se ha infiltrado en la serie y han demostrado que si eres lo suficientemente bueno, no importa tu edad. En los próximos mes os iremos presentando a los jóvenes valores de las carreras aéreas, y lo hacemos empezando con Tom Fitzgerald, técnico de Nicolas Ivanoff.

Fitzgerald nació para la aviación. Sus padres son dueños de una empresa de mantenimiento de aviones y parece que estaba marcado desde el principio que se convertiría en técnico. "Mi madre y mi padre conocieron a Nicolas hace mucho tiempo. Vino a visitarnos y dijo que necesitaba un nuevo técnico, así que comencé en 2015 como segundo técnico", explicó Fitzgerald.

Fitzgerald tuvo el mejor maestro posible, trabajando con Jim "Jimbo" Reed, que había sido técnico de pilotos durante mucho tiempo en la Red Bull Air Race, pero ahora es más conocido como el Director Técnico de la serie. "Estuve un año con Jimbo y luego un año con Takashi [Nishimura] antes de convertirme en el técnico titular del equipo en 2017".

Para ser un técnico de pleno derecho a la edad de 21 años, debes concentrarte y saber qué es lo que quieres. "Empecé mis estudios a los 16 años y estudié en una escuela durante dos años, luego fui a otra escuela en mi último año. Obtuve mi permiso para trabajar en aviones europeos a los 19 años", continúa Fitzgerald.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) cubre la Unión Europea y es responsable de la seguridad de la aviación civil. Lleva a cabo la certificación, regulación y estandarización. En los Estados Unidos todo esto cae bajo la jurisdicción de la FAA (Autoridad Federal de Aviación), por lo que un técnico de las carreras aéreas ha de tener ambas calificaciones. Fitzgerald no perdió tiempo y ganó el permiso de trabajar en aviones en Estados Unidos a finales de 2016.

Fitzgerald muestra madurez más allá de su edad, y sabe lo importante que es su trabajo. "La parte más estresante de mi labor para mí es ese primer vuelo después de que hemos cambiado algo, para asegurarnos de que ha mejorado el avión", explica. La primera carrera de la temporada fue estresante para Fitzgerald. "Abu Dabi fue realmente duro: llevamos dos meses construyendo el avión desde cero y en 10 minutos de vuelo, todo había desaparecido [la aleta de Ivanoff se desprendió al pegar un pilón]. Fue descorazonador porque tienes que hacer todo el trabajo de nuevo. Tuvimos que desarmarlo todo, ¡pero ahora estamos bien!", concluye Fitzgerald.

La siguiente cita para el equipo Ivanoff y el resto de la Red Bull Air Race es Budapest, los días 23 y 24 de junio. Consigue tus entradas AQUÍ.