Kenny Chiang

Información del piloto

Biografía del piloto

Race team

Kenny Chiang, oriundo de Hong Kong, es el primer piloto de la isla en competir en la Red Bull Air Race, y el piloto de la Clase Challenger no perdió el tiempo para poner a su patria en lo más alto del podio. En solo su cuarta carrera, coincidiendo con el histórico estreno de la competición en Rusia, Chiang obtuvo su primera victoria con un vuelo impresionante en condiciones muy húmedas en Kazán. En 2018, el joven de 28 años está trabajando para ampliar sus habilidades que está adquiriendo con la competición, mientras mantiene su pasión por popularizar la aviación en Hong Kong.

"Definitivamente siento que el reconocimiento por nuestro deporte está empezando a crecer en casa, especialmente con mi victoria en Kazán", relata Chiang. "¡Creo que casi todos los medios de comunicación cubríeron la historia y les encanta!".

A Chiang le enganchó volar desde pequeño. Dió su primera clase de vuelo a los 13 años y obtuvo su licencia de piloto a los 17. Ese mismo año, asistió a la Red Bull Air Race en Londres, Reino Unido, y ahí empezó todo. A los 19 años comenzó a aprender acrobacias, mientras iniciaba su trabajo como piloto comercial en una aerolínea internacional, convirtiéndose en uno de los pilotos más jóvenes de la historia en volar un 747 y un 777.

Cuando tenía 24 años, Chiang ya había competido en vuelos de acrobacias aéreas a nivel internacional en lugares como el Reino Unido, Estados Unidos, Australia y Sudáfrica. En 2014, se convirtió en el primer piloto en representar a Hong Kong en un escenario mundial de competición de acrobacia aérea, donde se hizo con una medalla de bronce en su debut en el Campeonato del Mundo de Acrobacia, la primera medalla mundial de acrobacia aérea jamás ganada por un país asiático. Hasta la fecha, Chiang tiene acumuladas más de 2.500 horas en el aire, volando más de 40 tipos de aviones.

Además de competir en Rusia, en 2017 Chiang compitió en las carreras aéreas de Japón, Hungría y Portugal, y actuó como piloto en los vuelos a medios de comunicación que se ofrecieron en Abu Dabi.

"Espero poder conseguir una plaza en la carrera que pondrá punto y final a la temporada", dice Chiang. "Creo que el nuevo avión Edge con el que estamos volando este año convertirá a la Clase Challenger en un trampolín aún mejor para la Master Class, y mi intención es ser más consistente".